PUBLICIDAD

Vendido

1634 Antiquisimo RITUAL ROMANO con EXORCISMOS Pieza Unica PERGAMINO GRABADOS

VENDIDO el 22/04/2013 por:

600,00 €

Estado: Normal (con señales de uso normal)

TSeleccion
1634 Antiquisimo RITUAL ROMANO con EXORCISMOS Pieza Unica PERGAMINO GRABADOS (Libros Antiguos, Raros y Curiosos - Religión)

PUBLICIDAD

1634 Antiquisimo RITUAL ROMANO con EXORCISMOS Pieza Unica PERGAMINO GRABADOS

 

 
 
 
MUY ANTIGUO RITUAL DEL SIGLO XVII QUE INCLUYE  EXORCISMOS CONTRA LOS DEMONIOS
DE EXORCIZANDIS OBSESSIS A DAEMONIO
rarisimos y muy escasos
(el primer Ritual Romano se edito en 1614)
Hasta la fecha uno de los mas antiguos puestos en venta en Internet
 
 ENCUADERNACION EN PERGAMINO, PORTADA CON GRABADO ,TIPOGRAFIA A DOS TINTAS, CAPITULARES DECORANDO LOS CAPITULOS, HOJAS DE PARTITURAS Y ANTIFONARIOS Y PEQUEÑOS GRABADOS DECORANDO LOS CAPITULOS
 
El Ritual Romano (Latín: Rituale Romanum) es un texto religioso de la Iglesia Católica. Como su nombre indica, contiene varios rituales religiosos utilizados en la fe católica que no se encuentran ni en el misal ni en el breviario, aunque algunos están duplicados. Aunque el texto es famoso por su ritual para el exorcismo (que a su vez se dio a conocer al gran público a través de la película El Exorcista de 1973), en él se hallan asimismo una gran variedad de oraciones y bendiciones, tanto comunes como esotéricas. Aunque cada vez es más raro de hallar, cada diócesis católica del mundo dispone de un sacerdote para tratar el exorcismo, que utiliza el Ritual Romano como único texto válido para su práctica.
En casos excepcionales el demonio asedia el alma desde fuera con tentaciones peculiares (obsesión) o incluso llega a introducirse accidentalmente en el cuerpo (posesión).
La obsesión consiste en una serie de tentaciones más violentas y duraderas que las ordinarias para turbar más fácilmente el alma; sin embargo algunos santos atacados por estas tentaciones conservaron en el interior de su alma una paz inalterable, como le ocurría el Santo Cura de Ars.
La posesión consiste en la ocupación del cuerpo humano por uno o varios demonios. Suele ir acompañada de manifestaciones patológicas; epilepsia, mudez, ceguera... Los posesos pierden el dominio de sí mismos, sus gestos y sus palabras, pues cuando están en trance de posesión son instrumentos del demonio. Conviene advertir que ni la obsesión ni la posesión diabólicas –caso de darse- son de suyo pecados, ni tampoco son necesariamente castigo debido a pecados de la persona; sí son un mal físico, no moral, permitido por Dios unas veces para santificación de los buenos o para manifestar su gloria; otras como pena o castigo de un pecado.
El endemoniado debe presentar una serie de síntomas característicos descritos en el Rituale Romanum: aversión exagerada a lo sagrado, conocimiento de cosas ocultas o de lenguas ignoradas, fuerza sobrehumana… Aún así, la Iglesia recomienda la presencia de psicólogos y parapsicólogos en cualquier proceso de exorcismo.
El fraude es muy frecuente en los casos de poseídos. La gente se puede sugestionar fácilmente. La mayoría de los casos que se presentan ante la Iglesia son fácilmente descartados y llevados ante un profesional psiquiátrico.
Un método muy usado para descartar lasugestión es el pronunciar un texto cualquiera en latín que no pertenezca a las sagradas escrituras. Si el presunto poseído reacciona ante ese estímulo, lo más probable es que sea un claro caso de sugestión. Si no reacciona ante esos textos pero sí a textos sagrados, ya la medicina empieza a no poder dar respuesta.
Una vez que se ha decidido exorcizar, se debe seguir el canon 1172, la Carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe del 29 de septiembre de 1985 y el Rituale Romanum.
Según el Rituale Romanum, éste es un resumen de los pasos que debería tomar un exorcista para liberar a un endemoniado:
  • Recurrir al ayuno y la oración. En el ritual deben estar presentes, si pueden, los familiares, que deberán rezar en todo momento y aguantar al poseído que luchará violentamente contra la posesión.
  • Mostrar al endemoniado un crucifijo y, si es posible, ponerlo en contacto con él. Engarzarle con reliquias, rosarios, medallas y todo tipo de objetos sagrados.
  • Ponerle a la vista la Hostia Consagrada pero teniendo cuidado de que no la alcance y la mancille.
  • No mantener conversaciones con el poseso, sólo interrogarle. No creerle ni confiar en él. En el interrogatorio hay que averiguar el nombre del poseído y el número de demonios que lo poseen, así como todo lo relacionado con el cómo, cuándo y por qué de la posesión.
  • Entonar el rito de Exorcismo, insistiendo en aquellos pasajes que más parecen afectar al poseído y al demonio o demonios que lo poseen.
  • Hacer la Señal de la Cruz insistentemente y sobre aquellas partes del cuerpo del poseído que más parecen reaccionar con la misma.
  • Rociar con Agua Bendita al poseído.
  • Asegurarse de que el demonio ha salido completamente, puesto que intentará aparentar que lo ha hecho.
Los exorcistas de la Iglesia advierten que cualquier práctica ocultista es susceptible de ser aprovechada por el Maligno para poseer a sus víctimas. Las prácticas espiritistas, la “Oui-Ja”, los ritos satánicos, etc. son muy peligrosos y no se deben tomar como un juego.
 
1634
RITUALE ROMANUM
PAULI V PONT. MAX.
APUD CIERAS VENETIIS
 
Encuadernacion moderna en pergamino con titulos dorados en lomo en buen estado. Interior correcto exceptuando unas 65 hojas con señales de polilla tratada en margenes que afectan algunas letras del texto (ver fotos).
 
MAGNIFICA OBRA CASI UNICA

medidas 190 x 135 mm aprox.

Cargando

Cargando

Cargando


PUBLICIDAD

tiendas todocoleccion MONIMOON

Cargando

Cargando

Cargando

Ir arriba