Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información AQUÍ

Zao Wou-Ki – Galerie Thessa Herold (París) para ARCO 1988


7 fotos ZAO WOU-KI – GALERIE THESSA HEROLD (PARÍS) PARA ARCO 1988 (Arte - Catálogos)

  • Items: 1

    Estado: Bueno (muy pocas señales de uso)


    Catálogo realizado con ocasión de la exposición de Zao Wou-Ki en Madrid, en ARCO'98. Textos en francés, español e inglés, de Tomás Lloréns, Yves Bonnefoy, Jean-Dominique Rey, Pierre Schneider, François Cheng, Jean Leymarie, Claude Roy, Pierre Daix, René Char, Georges Duby. Publicado por Galerie Thessa Herold . Primera edición, París 1988. Tamaño: 4,5 x 19,5 cm , peso: 566 gr. 142 páginas + cubierta.

    Zao Wou Ki, Pekín 13 de febrero de 1921 - Nyon, Suiza, 9 de abril de 2013, fue un pintor franco-chino. Nacido en el seno de una familia culta, estudió caligrafía en su infancia y más tarde pintura en la facultad de Bellas Artes de Hangzhou de 1935 a 1941. Se instaló en París, en el barrio de Montparnasse en 1948 y siguió los cursos de Émile Othon Friesz. Sus pinturas, influenciadas Paul Klee se orientan a lo abstracto. Tienen por título la fecha en que las acaba y en ellas aparecen masas de colores que dan cuerpo a un mundo en creación, como un Big bang, donde la luz estructura el lienzo. Trabaja a menudo con grandes formatos en forma de trípticos y dípticos. Conocer a Henri Michaux le supuso renovar su técnica de tinta china, desarrollando siempre temas abstractos influidos por la pintura tradicional china.

    El País: Para mí”, decía Zao Wou-Ki, “la pintura china dejó de ser creativa a partir del siglo XVI. A partir de entonces, los pintores chinos no hicieron más que copiar lo que la gran tradición Han y Song había inventado. El arte chino se convirtió en una serie de recetas de fabricación, al confundir lo bello con la habilidad. Desde la infancia, viví esa tradición como un molde del que tenía que librarme”. Se libró y conoció en París a sus admirados Picasso, Giacometti, Léger o Miró, desprendiéndose paradójicamente de la influencia que habían ejercido el artista malagueño o Matisse para retomar sus raíces orientales, acuñando una escritura que sintetizaba “los ideogramas chinos y la sutil poética de Paul Klee”, según señaló Emmanuel Guigon, comisario de la exposición del IVAM, que contó con un visitante de excepción, el premio Nobel de literatura Gao Xingjian, también residente en Francia.

    Fue su amigo, poeta y pintor, Henri Michaux quien le sugirió que introdujera elementos tradicionales chinos en un momento en que, precisamente, Zao Wou-Ki no “quería parecer chino”. Pictóricamente, el creador lo explicaba de otra manera: “Fue Cézanne quien me ayudó a volver a encontrarme como pintor chino”.


mionandez

(469)
España (Madrid)
Antigüedad: 29/06/2016

  Añadir a favoritos

Informar sobre este lote