MODEST CUIXART TAPIES (1925 - 2007) LITOGRAFIA ORIGINAL FIRMADA Y DEDICADA A LÁPIZ


7 fotos MODEST CUIXART TAPIES (1925 - 2007) LITOGRAFIA ORIGINAL FIRMADA Y DEDICADA A LÁPIZ (Arte - Litografías)

  • ¡20% de descuento! Antes 250,00 €
    Próximo domingo último día
  • Items: 1

    Estado: Bueno (muy pocas señales de uso)


    LITOGRAFIA ORIGINAL DEL ARTISTA MODEST CUIXART TAPIES (Barcelona, 1925 - Palamós, 2007)

    VA FIRMADA A LÁPIZ POR EL AUTOR EN LA PARTE INFERIOR Y TAMBIEN DEDICADA AL EXDIRECTIVO DEL FUTBOL CLUB BARCELONA FERRAN ARIÑO

    NO LE VEO TIRAJE

    SE PRESENTA ENMARCADA LA LITOGRAFIA

    EXCELENTE ESTADO DE CONSERVACIÓN

    MEDIDAS DE LA LITOGRAFIA:  CM. DE ALTURA X  CM. DE ANCHO

    MEDIDAS DEL MARCO:  CM. DE ALTURA X  CM. DE ANCHO

    :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    BIOGRAFIA DEL ARTISTA

     

    Modest Cuixart i Tàpies (1925-2007) pintor español que es conocido por introducir novedades en el mundo artístico español tras la Guerra Civil y la primera postguerra.

    Cuixart nace en la Ciudad Condal en 1925. Poco se sabe de su vida o producción hasta 1944 cuando ingresa en la Facultad de Medicina que abandona tan sólo dos años después movido por su pasión por el arte.

    Desde 1946 y hasta 1951 que parte hacia Francia, Modest perfecciona su estilo en la escuela Lliure de Pintura. Allí sentará las bases de su estilo que lejos de ser una constante en su carrera, pasará por muy distintas etapas: comenzará siendo expresionista para continuar encuadrado como surrealista que ya a partir de los 50, transformará en una pintura informalista y matérica para volver, a continuación, al expresionismo pero esta vez centrado en la figura humana- especialmente la femenina-. Sus últimas obras están concentradas, especialmente, en la Naturaleza en todas sus formas, como centro de la vida y del ser humano.

    Cada una de estas etapas corresponde a una vivencia personal o a los ambientes por los que se mueve. De esta forma las dos primeras corrientes corresponden a su etapa española que, junto a Joan Ponç o Antonio Tàpies- su primo- descubre el mundo intelectual catalán de postguerra que se verá reflejado con la fundación, en septiembre de 1948, de la revista Dau Al Set, caracterizada por adoptar el surrealismo. Esta revista, traducida como "Dado al Siete", pretendía volver a atraer no sólo a los artistas- que estaban imbuidos en el arte oficial, el único permitido por la censura franquista- sino también al gran público a las vanguardias y el estado anterior a la guerra intestina que el país había sufrido. Como decimos, el panfleto, que fue fundado, entre otros, además de por los pintores ya citados por el poeta Joan Brossa y el escritor Arnau Puig, tenía una clara influencia surrealista con Miró y Klee como modelos claros a seguir.

    El tercer estilo coincide con su viaje a Francia donde vivirá a caballo entre Lyon y París. Durante estos años viajará por el mundo, exponiendo en diversos lugares del Planeta como por ejemplo en Tokio, Amsterdam, la Tate Gallery de Londres o El Museo Guggenheim de Nueva York.

    En este tiempo Cuixart introduce no sólo nuevas técnicas o materiales -como el plástico, los trapos, las cuerdas, los metales y el ácido o arena- sino también el uso del collage como forma de composición pictórica lo que le acerca al pop art estadounidense. Sus obras Destrucción del joven príncipe, Linneus, de 1948, o Maascro, del año siguiente, son un buen ejemplo de esta mezcla de técnicas y distintos materiales.

    En la última de sus etapas, caracterizada por la presencia de la figura femenina, encontramos títulos como La noche de Judith.

    Entre los cientos de obras del prolífico autor, que estuvo trabajando incluso en sus últimos meses, destacamos Cerclé doré (1958), Suite Bienal de Sao Paulo (1959) o Nens Sense non (1961). Pero además de por sus cuadros, Cuixart es conocido por sus decorados y obras teatrales como la realizada para la obra Antígona del Ballet Moderne de Paris en 1964 y sus series litográficas (como por ejemplo la llamada Vibraciones, de 1973) y serigrafías como Homenaje a Pau Casals, del año 1974.

    El reconocimiento público e institucional comienza en los años 90 del siglo XX aunque no es hasta finales de esa década cuando recibe, a manos del rey Juan Carlos I, la máxima condecoración del Ministerio de Justicia.

    En 1998 se crea la Fundación Cuixart para el conocimiento y la protección de toda la obra de este excepcional pintor catalán.