Admite ofertas

EXCELENTE OLEO ORIGINAL FRANCISCO RODRIGUEZ SÁNCHEZ CLEMENT, FIRMADO. ELCHE AÑO 1948.


Número de items: 1

Estado del lote: Bueno (muy pocas señales de uso)

OLEO SOBRE LIENZO ORIGINAL DE RODRIGUEZ SANCHEZ CLEMENT.

pertenece a coleccionista de su colección particular

TITULO RETRATO DE MISS VALENCIA 1948.

MEDIDAS CON EL MARCO: ANCHO 110 CM Y ALTO 130 CM. MEDIDAS SOLO DEL OLEO: ANCHO 82 CM Y ALTO 101 CM.

PIDA PRESUPUESTO PARA ENVIO POR AGENCIA SIN COMPROMISO

ENVIOS A TODA LA PENINSULA

PRECIO ENVIO SEGUN ZONA

Rodríguez Sanclement Francisco Francisco Rodríguez Sánchez Clement (Elche, Alicante, 1893- Santa Pola, 1968). Estudió en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde recibió enseñanzas de Antonio Muñoz Degraín y de Cecilio Plá. Posteriormente, viajó a Sevilla donde tomó numerosos apuntes de gitanas, que con posterioridad, le servirían para la realización de sus pinturas. En “Paisaje con figuras”, representa lo mejor de su quehacer artístico, ya que en esta pintura describe toda esa evocación del mundo de la mujer andaluza dominado por la gracia y la sensualidad. Las dos figuras femeninas representadas en esta obra dominan la composición con su poderosa masa cromática, ofreciendo una nota de gran solidez y fuerte estatismo, que sólo se anima dinámicamente, con la inclusión de una movida escena taurina de figuras abocetadas en la parte central de la obra. Los rostros de perfil tienen un aire un tanto idealizado, lo que hace suponer que acaso estén tomados del natural. Lo que está claro es que a este artista no le importa la expresión íntima de la personalidad de las modelos, sino que se fija más detenidamente, en la vistosidad de los vestidos andaluces y demás accesorios, como son las mantillas. Durante la Guerra Civil vivió en Elche, ocupando el puesto de director de la Escuela Municipal de Dibujo. En 1947, decidió trasladarse a Valencia, donde realizó obra con notable éxito comercial, especialmente, temas de playa y de gitanas bailando

Lugar de nacimiento: Elche

Fecha de nacimiento: 1893

Lugar de muerte: Santa Pola

Fecha de muerte: 5 de junio de 1968

Profesión: pintor, profesor de dibujo, empleado municipal.

Biografía:

RODRÍGUEZ SÁNCHEZ CLEMENT, Francisco. (Elche, 9-IV-1893 – Santa Pola, 5-VI-1968).

Francisco Rodríguez Sánchez Clement, pintor e hijo del también pintor Francisco Rodríguez Clement, nació en Elche el 9 de abril de 1893. Siendo adolescente se matriculó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, con el apoyo del Duque de Béjar. Terminó sus estudios en 1915 obteniendo premio en Colorido y Composición. Durante su estancia formativa en Madrid, acudió con asiduidad al Museo del Prado para copiar a los grandes maestros, mostrando predilección por Velázquez y Zurbarán. La destreza adquirida como copista le permitió más adelante copiar la imagen de la Virgen de la Asunción, Patrona de Elche, tras la destrucción en el incendio de 1936 de la obra de Manuel Pérez Baeza para el bocaporte del camarín de la Virgen, y de la pintura de Antonio Villanueva del oratorio del ayuntamiento. Por aquellos años realizó un viaje a Sevilla para impregnarse del folclore andaluz que le apasionaba, tomando apuntes visuales de los gitanos en sus campamentos. Años más tarde, repetiría el tema del mundo de los gitanos en sus lienzos, logrando con este tipo de pintura un gran impacto comercial llegándose a interesar por sus obras varias galerías del extranjero. Además de estas fuentes reseñadas, la pintura de Sorolla ejerció gran influencia en su formación. En 1921 volvió a Elche y se casó con Rosa Samper, que vivía en Alicante y terminaron trasladándose a la ciudad vecina dos años más tarde. Allí montó un taller de pintura junto a Antonio José Lillo, realizando algún diseño para las Hogueras de San Juan en 1930 y 1931. Para darse a conocer, publicó varios dibujos en el periódico Levante. Sintiendo que no encontraba el ambiente propicio para desarrollar su carrera, en 1932 se trasladó a Madrid. Allí expuso en varios certámenes oficiales coincidiendo con el pintor ilicitano Vicente Albarranch. Fue rechazado en la Exposición Nacional de 1932, por lo que decidió exponer, junto a otros pintores rechazados, en la exposición que montó el periódico madrileño Diario Universal. En 1934, presentó en el Salón de Otoño de Madrid La fantasía de la maja (102 x 122 cm) y en 1935, Maja y guitarrista (140 x 208 cm), dentro de la temática costumbrista imperante en la época y de gusto academicista. En la Exposición de Primavera de 1935, había presentado Maternidad, consiguiendo ser “socio de mérito”. Ese mismo año se presentó a la III Exposición Regional de Bellas Artes de Valencia, obteniendo muy buenas críticas en prensa. Con la explosión de la Guerra Civil, su actividad pictórica se paraliza y regresa a Elche en 1937 para trabajar con su padre en el negocio familiar de la relojería. De ese año se conserva un autorretrato (lápiz sobre papel, 21,5 x 16 cm. Colección Quiles. Excma. Diputación de Alicante), donde se muestra con barba de varios días y aspecto enfermizo. Consiguió ser director de la Escuela Municipal de Dibujo pero al finalizar la guerra, fue destituido del cargo. Entre 1910 y 1920, realizó varias vistas del huerto ilicitano, logrando un buen tratamiento de la luz y de la gama cromática. En 1910 pinta Rambla del Vinalopó (óleo sobre tabla, 15 x 21 cm. Colección particular, Elche). En 1919 pinta Lavanderas (óleo sobre lienzo, 31 x 42 cm. Ayuntamiento de Elche), repitiendo la escena costumbrista en el marco urbano ilicitano como habían hecho otros pintores fascinados por estas visiones como Carlos de Haes en 1861.

En 1920 realiza La huella del trabajo (óleo sobre lienzo, 70 x 50 cm. Colección Luis Durá, Elche), obra que ganó un premio en los juegos florales de Elche. Muestra un personaje masculino con bigote ataviado con traje de labrador. Como retratista, realiza en 1926 el retrato de D. Alejandro Ramos Folqués (óleo sobre lienzo, 82 x 64 cm. Colección particular, Elche), de excelente factura. Muestra al arqueólogo e historiador ilicitano sentado de semiperfil, con un semblante muy sosegado acentuado por las manos entrecruzadas sobre sus piernas. De 1932 es la Alegoría de la República (óleo sobre lienzo, 142 x 90 cm. Colección particular, Elche), pintada en Madrid. En 1939 pintó el retrato de Francisco Franco para el Ayuntamiento de Elche. Data también de 1932 un paisaje marino titulado En la orilla del mar (óleo sobre lienzo, 24 x 33 cm. Colección particular, Elche), escena en la que una madre se encuentra junto a sus dos hijos en la playa de Santa Pola disfrutando de unos días de descanso en las típicas barracas. La gama cromática utilizada acusa la influencia de Sorolla. Siguiendo en la línea costumbrista, pinta en 1932 Capea (óleo sobre lienzo, 51 x 63. Colección particular, Elche), situando la acción en una plaza de toros provisional con una composición que recuerda a pinturas de José Gonzálvez. Su dominio en la destreza a la hora de representar el cuerpo humano queda de manifiesto en la obra de 1936 Desnudo femenino (óleo sobre lienzo, 85 x 146. Colección particular, Elche), pintura de gran formato en la que el cuerpo queda casi representado a tamaño natural. La gama cromática utilizada da como resultado un efecto muy naturalista. Como se había señalado, el estallido de la Guerra Civil supuso un parón en la actividad pictórica de Francisco Rodríguez S. Clement. Finalizada la guerra, se le encargan dos pinturas de la Virgen de la Asunción, una para el bocaporte del camarín en la Basílica de Santa María, en sustitución a la pintura de Manuel Pérez Baeza destruida en el incendio de 1936, y otra para el oratorio del Ayuntamiento. Esta pintura realizada en 1940 (óleo sobre lienzo, 181 x 120 cm), se encuentra en un pequeño retablo que permanece habitualmente cerrado pero debido a una prerrogativa papal del siglo XVI, se abre para recibir una misa cada 16 de agosto. Es una copia de la pintura de Antonio Villanueva del siglo XVIII que tras sufrir daños durante la Guerra Civil, fue restaurada y trasladada al Archivo Municipal. La pintura es una representación de la imagen de la Virgen de la Asunción dispuesta tal y como suele verse en el camarín de la basílica. Aparece en su gloria en el momento de la asunción a los cielos, rodeada de cabezas de querubines y dos ángeles músicos, en un clara alusión al Araceli delMisteri d’Elx. Siguiendo con pintura de temática religiosa, pinta en 1940 el boceto en óleo sobre lienzo (60 x 60 cm) para la realización de la gran lona del cel del Misteri para sustituir a la que se incendió en 1936, obra de José Gonzálvez. Siguiendo con la pintura religiosa, en 1945 realiza junto a su hijo Eduardo Rodríguez Samper, el boceto con los cuatro evangelistas (óleo sobre lienzo, 33,5 x 32 cm) para las pechinas de la iglesia de Catral por encargo del arquitecto Antonio Serrano Peral que se encontraba restaurando esta iglesia tras el incendio que sufrió durante la Guerra Civil. En esta misma iglesia hay una pintura suya del Bautismo de Cristo. Volviendo al retrato, de 1939 es la obra titulada Paquito (óleo sobre lienzo, 116 x 88 cm. Colección particular Elche), en la que está representado su sobrino de cuatro años. De pie, apoyado sobre la cabeza de un enorme perro, parece una revisión moderna en la que aparecen ecos de la pintura de Velázquez. En 1946 realiza un Autorretrato (óleo sobre lienzo, 139 x 118 cm. Colección Banco de Sabadell), sentado en una silla, se ayuda de un espejo para pintarse así mismo. Acabada la Guerra, retoma el tema del paisaje ilicitano con obras como El pantano de Elche (óleo sobre lienzo, 54 x 90. Colección particular, Elche), de 1939, donde presta especial atención al tratamiento d la luz. Hacia 1945 pinta La lluvia (óleo sobre lienzo, 32 x 39 cm. Colección particular Elche), donde en un paisaje de palmeras, inserta un carro que avanza bajo una lluvia torrencial. En 1946 pinta Palacio de Altamira (óleo sobre lienzo, 150 x 226 cm. Casino de Elche), típico paisaje de la fortaleza medieval vista desde donde hoy empieza la Avenida Vicente Blasco Ibáñez. Destaca la construcción de la pincelada muy matizada y la gama cromática de verdes, ocres y grises. Tras haber participado en 1944 en la I Exposición Provincial de Bellas Artes de la Diputación de Alicante y en 1946, en la II Exposición Provincial donde también se presentó su hijo Eduardo Rodríguez Samper, Francisco Rodríguez S. Clement se trasladó en 1947 a Valencia donde se dedicaría a un tipo de pintura con vistas a darle una mayor salida comercial a su obra, con pinturas donde desarrolla la temática del mundo de las gitanas y vistas marinas, con influencia de la pintura de Sorolla. A esta etapa final se adscribe Nostalgia gitana (hacia 1955. Óleo sobre lienzo, 80 x 65 cm. Colección particular, Elche), Gitana (hacia 1965. Óleo sobre lienzo, 76 x 62 cm. Colección Eduardo Rodríguez Samper, Elche) y Retrato de Señora (hacia 1965. Óleo sobre lienzo, 80 x 112 cm. Colección particular, Elche), donde aparece la imagen de una señora vestida con la tradicional mantilla española. En torno a 1967 y sintiéndose muy enfermo, Francisco Rodríguez Sánchez Clement se trasladó a Santa Pola donde murió en 5 de junio de 1968 dejando una obra inacabada de la bahía de Santa Pola. En la pinacoteca de la Torre de la Calahorra de Elche se encuentran actualmente expuestas tres pinturas de Francisco Rodríguez Sánchez Clement: Toldo en la playa (óleo sobre lienzo, 34 x 45 cm), A la vora de la mar (óleo sobre lienzo, 23 x 33 cm) e Intruso en la iglesia (óleo sobre lienzo, 25 x 33 cm).

Fuentes: Pastor Ibáñez, Tina. De la tradición a la modernidad. Los orígenes de la pintura moderna en Elche. Universidad de Alicante, 2000, pp. 211-231. // Martínez Blasco, Tomás. El cel en la Festa. Patronat Nacional del Misteri d’Elx. Elche, 1995. pp. 46-50.

avatar Lacambraelche
Desde 04/09/2002
España (Alicante)
Vendedor registrado como profesional.