Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información AQUÍ

FRANCISCO ROJO MELLADO (Málaga,1817-1890) OLEO SOBRE TABLA. PUERTO DE MALAGA


11 fotos FRANCISCO ROJO MELLADO (MÁLAGA,1817-1890) OLEO SOBRE TABLA. PUERTO DE MALAGA (Arte - Pintura - Pintura al Óleo Moderna siglo XIX)

  • ¡20% de descuento! Antes 1.100,00 €
    Próximo viernes último día
  • Items: 1

    Estado: Normal (con señales de uso normal)


    FIRMADO POR EL ARTISTA EN LA PARTE INFERIOR (F. ROJO) Y EN LA TRASERA VA NUEVAMENTE FIRMADO Y TITULADO "PUERTO DE MALAGA"

    SE PRESENTA ENMARCADA LA OBRA (SIGNOS DE USO EN LA ENMARCACION)

    MEDIDAS OBRA: 14 CM. DE ALTURA X 29 CM. DE ANCHO

    MEDIDAS MARCO: 17 CM. DE ALTURA X 32 CM. DE ANCHO

    BUEN ESTADO DE CONSERVACION

    ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    Francisco Rojo Mellado (Málaga, 1817 – 13.IX.1890) Fotógrafo y pintor.

    Ingresó muy joven en el taller de Antonio Maqueda, donde aprendió pintura y litografía. De la mano de su maestro llega a ser nombrado académico de San Telmo y profesor auxiliar de la Escuela de Bellas Artes en 1849 y 1850. Muy pronto llegó a tener su propio establecimiento litográfico pues se conocen estampas de la ciudad procedentes de su taller fechadas en 1852, en las que además figura la frase: “sacada al daguerreotipo”. Como Maqueda también Rojo acabó interesándose por la fotografía, pero en su caso para dedicarse casi por completo a esta faceta, siendo muy escasa su obra pictórica conocida y conservada. Hacia finales de la década su establecimiento litográfico, en la calle Compañía, era a la par un gabinete fotográfico, y en 1863 fundaba junto a su hijo, Francisco Rojo Gonimar, la denominada Fotografía Española, Francisco Rojo e Hijo, en la calle Salinas. La apertura de este nuevo estudio coincidió con el auge de los retratos en formato carte de visite y gracias a su posición social y un estilo sobrio y elegante, el gabinete acabó convirtiéndose en el más selecto y concurrido de la ciudad durante cerca de dos décadas. Con el tiempo fue Rojo hijo quien fue tomando las riendas del estudio y en 1879 el padre abandonaba la actividad definitivamente y el hijo se asociaba con Leonardo Camps, otro pintor fotógrafo, para abrir un nuevo estudio: Rojo, Camps y Cía. Fotografía Española, en la calle Santa María, que perduraría hasta mediada la década de los noventa.

    El estudio de los Rojo fue el más importante entre los primeros establecimientos fotográficos permanentes abiertos en la ciudad. Cultivaron muy especialmente el retrato, en la modalidad citada de tarjeta de visita, género en el que eran verdaderos maestros, pero también se conocen retratos en formatos mayores y temáticas diferentes, como estampas religiosas.



Informar sobre este lote