Busto de cabinet de mármol. Giovanni Insom.ca.1840


8 fotos BUSTO DE CABINET DE MÁRMOL. GIOVANNI INSOM.CA.1840 (Arte - Escultura - Otros Materiales)

  • Items: 1

    Estado: Normal (con señales de uso normal)


    Retrato de busto de una dama joven, tallado en mármol de Carrara. Estos tipo de bustos, llamados de cabinet por estar destinados al adorno de escritorios, eran encargados al artista durante la estancia en Florencia de aquellos aristócratas que realizaban el Grand Tour. Montado sobre su pedestal original de mármol pulido, negro y verde. De acuerdo a las características y al peinado de la dama, se puede datar en torno a 1840. Firmado en la parte trasera "Insom Fece" (Insom lo hizo).

    Presenta restauración en la nariz.

    Las medidas son: 30 cm de altura por 11 cm de ancho (de hombro a hombro).

     

     

    Giovanni Insom (1775 -1855)

    Activo en la primera mitad del siglo XIX entre Trentino y Florencia. Se formó en el taller de su padre, el escultor Giovanni Battista, cuya obra más importante es el púlpito de la parroquia de Monclassico, Val di Sole. Después de su debut como tallador de madera (véanse las esculturas de la Virgen María y San Juan Evangelista en la Capilla del Crucifijo de San Marco en Rovereto), Insom se mudó a Florencia, donde entra en contacto con el roveretano Felice Fontana, científico y director del Real Museo de Física, quien lo introduce en la Academia de Bellas Artes. Allí destacó en escultura, llamando la atención de los escultores Pietro y Giovanni Pisani, notables por sus trabajos en mármol y alabastro, especializados en elementos decorativos, desde adornos hasta chimeneas, así como producción de copias de estatuas destinadas a los turistas del "Grand Tour".

    En 1819, Insom recibió de Fernando III la comisión de dos esculturas para el llamado "baño de Napoleón" en el Palazzo Pitti, sus obras más conocidas. Con esta notoriedad, comenzó su propia producción de copias en mármol y alabastro de esculturas antiguas, y de retratos originales.  Su éxito comercial le permitió abrir su propio taller y ganar dos encargos monumentales más en Florencia: una personificación del Otoño, requerida por el editor y tipógrafo Vincenzo para decorar su mansión y un retrato de Benvenuto Cellini, lamentablemente nunca completado, destinado a uno de los nichos de los Uffizi.

    A pesar de los éxitos en Florencia, Giovanni Insom no perdió nunca el contacto con su tierra natal, como demuestra  el notable “triunfo de mesa” del Castel Thun, adquirido directamente por el conde Matteo Thun, obra de la que se conservan ocho estatuillas de alabastro.

    Bibliografía: Uno scultore trentino a Firenze. 2012. Duccio Dogheria.


regifalangi

(6)
España (Madrid)
Antigüedad: 14/05/2013

  Añadir a favoritos