Gabriel García Márquez y Mercedes Barcha

11 de abr, 2019 por Ignacio del Valle

En Macondo echan de menos a Gabriel García Márquez

Se cumplen 5 años de la ausencia de Gabriel García Márquez, Premio Nobel y autor emblemático del boom del realismo mágico.


Gabriel García Márquez, “Gabo” para los suyos, pasó 18 meses, a diario de 9 a 15h, frente a la máquina de escribir, tecleando cuartilla a cuartilla, corrigiendo a mano en negro y rojo. En México DF alumbró el texto que rumió alejado de Macondo, la patria de su infancia. 

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo…”

Cien años de soledad y crónica de un boom

García Márquez iba para abogado, pero envenenado de imaginación con las historias de su abuela y de periodismo “la mejor profesión del mundo” llegó a ser cronista, columnista, guionista, publicista y uno de los autores literarios más admirados en vida. Hecho poco conocido es que García Márquez trabajó en 1963 en las agencias publicitarias Walter Thompson y Mc Cann Ericsson, pero retornó al redil de la literatura que tantas incertidumbres le deparó hasta el fenómeno editorial de Cien años de soledad.

 

Cien años de soledad de Gabriel García Márquez

 

Con el prestigio del Nobel en 1982 y la edición en 2007 de un millón de ejemplares de la Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española, se homenajeó al título con más 50 millones de libros vendidos y traducido a 40 idiomas, de momento. En todocoleccion puedes encontrar primeras ediciones muy tempranas de coleccionista y autógrafos con dedicatoria de sus títulos más celebrados como El amor en los tiempos del cólera, El coronel no tiene quien le escriba, El otoño del patriarca, Los funerales de la mamá grande y Crónica de una muerte anunciada.

 

La mala hora - Gabriel García Márquez

 

Mercedes Barcha y Carmen Balcells: dos mujeres sosteniendo a Gabo 

Detrás de todo genio suele haber una gran persona que le asiste en las cosas mundanales de la vida para no perturbar su entorno creador. Una compañía de viaje vital, en este caso, que amortigua las preocupaciones, hace malabarismos con las finanzas, la educación de Rodrigo y Gonzalo y brega como una esclava. En esta historia fue Mercedes Barcha, la novia de siempre.

Madre, enfermera, psicóloga, contable, representante, esposa, enamorada y correspondida por Gabriel García Márquez. Mercedes, cómo tantas y tantas compañeras, se echó a cuestas todos los asuntos domésticos de la pareja en las muy duras empeñando las joyas de familia y las maduras, siendo una colaboradora imprescindible para que Gabriel García Márquez culmine su éxito en las letras.

 

Gabriel García Márquez, Premio Nobel

 

Otra mujer esencial en el destino de “Gabo” fue Carmen Balcells, mítica agente literaria que pilotó el boom del realismo mágico latinoamericano y su popularidad en Europa desde la Barcelona de los años 70.

Macondo en todocoleccion

García Márquez revindica la forma única de contar historias “cuentos” en el Caribe. Los pegajosos ritmos de vallenato, sudor de plantación, trago y azúcar, la sabrosura en la piel. El orgullo de la reputación. Los desvaríos de amor. Sangre de honor. Con García Márquez las anécdotas triviales se exponen con una fantasía desbordante de detalles que alcanzan una paradójica, casi religiosa credulidad. Una idiosincrasia a caballo entre la superstición y la razón que el escritor mama en 8 años de convivencia con sus abuelos. Seres fantásticos. El coronel retirado de guerras perdidas Nicolás Ricardo Márquez Mejía, su señora, Tranquilina Iguarán Cotes, los criados indios y un reguero de hijos naturales que pululaba por Macondo.

 

Gabriel García Márquez, libro firmado

 

De natural discreto, comprometido con el espíritu del 68, "Gabo" nos regaló Macondo para que nos adentrásemos en un territorio fantástico. Tú también puedes aplacar la soledad con fantasía. Tienes más de 4.000 lotes relacionados con el realismo mágico hispanoamericano en todocoleccion, donde vive el recuerdo de García Márquez.
 

Comparte esta publicación si te ha gustado