Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información AQUÍ
Emilia Pardo Bazán - Los pazos de Ulloa

13 de sep, 2021 por Ignacio del Valle

Emilia Pardo Bazán: activista y aristócrata literaria

Emilia Pardo Bazán nació el 16 de septiembre de 1871. Su legado literario es meritorio. Ejemplo de activismo feminista y primera mujer en acceder en España a una cátedra universitaria.


Emilia Pardo Bazán y de la Rúa-Figueroa (1851-1921). Condesa de Pardo Bazán es una anomalía histórica pues se caracteriza por su valía literaria, ideario oscilante y talento a borbotones. Su biografía es un espejismo en una sociedad española encorsetada, atrasada y fatalista. Aire fresco tras el impacto psicológico y socioeconómico de tanta guerra y revolución. Novelista, poeta, dramaturga, periodista y narradora. Si añade el activismo feminista y todas las barreras que superó Pardo Bazán, aunque le negaran el ingreso a la RAE, fue la primera mujer en acceder en España a una cátedra universitaria, la catedrática de Literaturas Neolatinas Contemporáneas en la Universidad Central.

 

Novelas y cuentos de Emilia Pardo Bazán

 

De alta cuna y biblioteca ilustrada

Hija de los condes de Pardo Bazán, su primera educación entre tutores y una biblioteca muy ilustrada asentó su personalidad. La influencia liberal de su padre la alejó de los convencionalismos de los colegios para damas donde se impartía música, costura y economía doméstica, donde, no obstante aprendió un perfecto francés. No pudiendo cursar estudios universitarios, la pasión de la joven Emilia por los idiomas, la filosofía, la historia y la literatura amueblaron su cabeza con la lectura de Cervantes, la Biblia, La Ilíada y sus expediciones a la biblioteca de la Universidad de Santiago de Compostela. No solo leyó mucho, sino que su posición le permitió tratar de tú a tú a los principales pensadores de su tiempo.

 

Postal de Emilia Pardo Bazán en las Torres de Meiras (Galicia)

 

Personaje influyente entre los más poderosos de su tiempo

Emilia Pardo Bazán “se salió de la caja”. Su buena posición económica y social le proporcionó la autonomía suficiente para desenvolverse y ganar prestigio en un entorno complejo y masculino como el de las artes creativas profesionales. Sus posturas ideológicas fueron evolucionando sobre todo a raíz de su amistad con Giner de los Ríos. La introducción al krausismo, sus viajes y trato con el círculo de Zola, Daudet o Goncourt dieron paso a un pensamiento “naturalista-católico” o en sus palabras “realismo armónico o sincrético”.

 

Centenario fallecimiento Emilia Pardo Bazán

 

Amiga intermitente de los intelectuales y políticos más influyentes de su tiempo: Gumersindo Laverde, Menéndez Pelayo, Pereda, Oller, Yxart o Ángel Guimerà. Su relación erótico-epistolar y carnal con Benito Pérez Galdós, sus devaneos con Lázaro Galdiano, son anécdotas que intentan desprestigiar la independencia y libre albedrío de una mujer excepcional. Memorables eran la recepciones en su casa de Madrid, en la calle San Bernardo, por donde pasaron desde Cánovas del Castillo a Castelar, Silvela, Romanones o Canalejas. Un punto de encuentro entre periodistas, políticos y artistas en esos tremendos días en los que, según Pardo Bazán, España lo que necesitaba era “despensa y caja” como preconizaba Joaquín Costa.

El “furor literario-uterino” de doña Emilia

Leopoldo Alas Clarín, autor de La Regenta dedica demasiadas páginas y comentarios despectivos para ningunear las novelas, libros de viajes, cuentos y publicaciones de Emilia Pardo Bazán, cosas de las camarillas y envidias literarias.  Pero la obra de la condesa habla por sí sola con una ingente producción con títulos de mucha valía. Aficiones peligrosas (1864), Un viaje de novios (1881), La dama joven (1885). Los pazos de Ulloa (1886-1887), La madre naturaleza (1887), Insolación (1889), Morriña (1889), Doña Milagros (1894), Memorias de un solterón (1896), El tesoro de Gastón (1897), etc.

 

Emilia Pardo Bazán, Insolación

 

Emilia Pardo Bazán publicó más de 600 cuentos y relatos publicados en prensa: La dama joven y otros cuentos (1885), La leyenda de la Pastoriza, Un destripador de antaño (1900), Vampiro (1901).  La prolífica gallega también destacó en el ensayo y la crítica literaria: Estudio crítico de las obras del padre Feijoo (1876), La cuestión palpitante (1883), La revolución y la novela en Rusia (1887), De mi tierra (1888). La edición en solitario de la revista Nuevo Teatro Crítico. También textos de viajes, cocina, cartas y conferencias se pueden rastrear en los cerca de 2.000 lotes de libros, siendo especialmente valoradas las ediciones de sus obras completas. Te invitamos a (re)descubrir a Emilia Pardo Bazán aquí en todocoleccion, donde viven los recuerdos de los personajes ilustres. 

Comparte esta publicación si te ha gustado