Spider-Man, 7: …¡Y la amenaza de la Araña Asesina! / Comics Bruguera - Spiderman - 03/1981


5 fotos SPIDER-MAN, 7: …¡Y LA AMENAZA DE LA ARAÑA ASESINA! / COMICS BRUGUERA - SPIDERMAN - 03/1981 (Tebeos y Comics - Bruguera - Otros)

  • Items: 1

    Estado: Normal (con señales de uso normal)


    COLECCION: Spider-Man || LÍNEA: Comics Bruguera || EPISODIO 1: Spiderman: Buscado por homicida: ¡Spider-Man! || EPISODIO 2: Patrulla-X: Hombres X, cuidado… ¡El Sub-Humano ataca! || GUION: Marv Wolfman, Roy Thomas || DIBUJO: Keith Pollard, Don Heck || ENTINTADO: Mike Esposito, Jim Mooney, George Tuska || PORTADA: Keith Pollard, Al Milgrom || FORMATO: Grapa, 48 pág. il. col., 26,5 x 18,5 cm  || EDICIÓN ORIGINAL: The Amazing Spider-Man Vol.1 #191 USA: «Wanted for Murder: Spider-Man!» (abril, 1979), The Amazing Spider-Man Vol.1 #192 USA: «24 Hours Till Doomsday!» (mayo, 1979) y The X-Men Vol.1 #41 USA (1ª historia): «Now Strikes the Sub-Human!» (febrero, 1968)

    La colección Spiderman de la línea Comics Bruguera, publicada entre noviembre de 1980 y julio de 1982, se compuso de 70 números que incluían traducciones de comic books de las series USA The Amazing Spider-Man, Marvel Team-Up y Peter Parker, The Spectacular Spider-Man, así como con otras historias de complemento procedentes de The X-Men, Spider-Woman y Fantastic Four.  

    SPIDERMAN Nº 7

    Spiderman: «Buscado por homicida: ¡Spider-Man!»

    J. Jonah Jameson, editor del Daily Bugle, está convencido de que Spiderman mató a su hijo John Jameson. Completamente desquiciado, no se conforma con redactar un editorial acusatorio sin pruebas, sino que, acompañado por Marla Madison, busca al científico inventor Spencer Smythe para que le fabrique un nuevo robot Asesino de Arañas.

    Smythe, que se encuentra gravemente enfermo a causa de la exposición a materiales radiactivos a que se vio sometido durante la construcción de sus máquinas asesinas por encargo de Jameson, culpa a este de su estado terminal y considera su visita una oportunidad para, antes de morir, vengarse de él y de Spiderman.

    Ya en su laboratorio, Smythe muestra a Jameson su última invención: un Asesino de Arañas hecho con materiales indestructibles y que responde instantáneamente a sus órdenes. Para probar la máquina —según dice—, invita a Jameson a ponerse un artilugio a modo de grilletes que resulta ser una bomba que detonará en veinticuatro horas. Su intención, que revela a un furibundo y aterrorizado Jameson, es esposar a Spiderman con él y así ver morir a ambos. A tal fin, Smythe envía a su Asesino de Arañas a cazar al Hombre Araña...

    Una vez Spiderman es capturado y esposado a la bomba con Jameson, un actor inesperado se suma a la dramática historia, complicando aún más la desesperada carrera contrarreloj a la que el trepamuros y su más acérrimo difamador se ven lanzados para intentar salvar sus vidas; se trata de la Mosca, un antiguo ladrón y criminal de poca monta llamado Richard «Rick» Deacon que el científico Harlan Stillwell, por encargo de Jameson, transformó en un supermutante capaz de acabar con Spiderman…

    Patrulla-X: «Hombres X, cuidado… ¡El Sub-humano ataca!»

    Medianoche. Un veloz tren se desliza por los laberínticos túneles del metro bajo la ciudad de Nueva York, cuando de repente una figura enorme se planta justo en medio de la vía y lo hace descarrilar con su mera fuerza bruta.

    En uno de los vagones del convoy viajan Hank McCoy y Bobby Drake, los miembros de la Patrulla-X conocidos como la Bestia y el Hombre de Hielo, que se enfrentan al ser que ha provocado el descarrilamiento, un humanoide de piel muy pálida y ojos como brasas ardientes al que la Bestia denomina como Grotesco, apodo que al ser le parece apropiado.

    Tras optar por no perder más tiempo peleando con los dos humanos, Grotesco escapa a través de una fisura por la que accedió al túnel del suburbano. Ya de nuevo en soledad, rememora que una vez fue Gor-Tok, príncipe de una raza subterránea que había creado una gran civilización que se extendía a través de la interminable red de cavernas que se halla bajo la corteza terrestre. Eran un pueblo guerrero que había librado multitud de guerras contra otras razas subterráneas enemigas y que desconocía la existencia de la gente que habitaba en la superficie. Cierto día, el padre de Gor-Tok reunió a su ejército para enviarlo al mundo exterior con el fin de comprobar si existían otros seres como ellos a los que conquistar y convertir en esclavos, pero fueron sorprendidos por un gran terremoto causado por unas pruebas nucleares realizadas en la superficie. La civilización subterránea quedó arrasada y el príncipe Gor-Tok se hizo cargo de los pocos supervivientes del desastre, aunque incluso estos murieron pronto envenenados por la radiación. La penúltima superviviente en morir fue su amada la princesa Ingar, mientras que un Gor-Tok mutado por la radiación vagaría por las cavernas pensando que por un designio de los hados él había sobrevivido para vengar a su pueblo…

    Ahora, quien una vez fue el príncipe Gor-Tok se había refugiado en las ruinas de la ciudad subterránea en la que una vez se reunió su pueblo, detectando unos nuevos temblores de tierra que da por sentado los produce un nuevo ataque del mundo exterior. Asimismo, deduce que sea cual fuere el artefacto utilizado para causar los temblores, podía ser utilizado para destruir el mundo entero también. Con este pensamiento en mente, Gor-Tok, convertido por la radiactividad en algo que solo se puede llamar Sub-humano, asciende a la superficie en busca de la fuente sísmica…


lectorymas

(498)
España (Madrid)
Antigüedad: 24/05/2012

  Añadir a favoritos