Bargueño tipo joyero

18 de ene, 2018 por Silvia Gutiérrez

El bargueño ideal para guardar tus joyas

Este original bargueño de estilo mudéjar se encuentra en nuestra Subasta Extraordinaria de Invierno 2018. Un elaborado trabajo de marquetería y una antigüedad a la que dar uso como joyero.


De entre todos los muebles antiguos, el bargueño es el mueble español por excelencia. Se comenzaron a fabricar entre los siglos XVI y XVII y eran útiles tanto como apoyo, para ejercer la escritura, como para guardar los papeles de más importancia. Además se podían transportar en los viajes a lomos de una mula o de un burro. 

Los bargueños son muy llamativos a la vista, pues cuentan con variados adornos y marqueterías. Son unos muebles excelentes para el almacenamiento gracias a que se componen de numerosos cajones y compartimientos secretos, en los que se pueden guardar objetos valiosos o documentos. 

Bargueño antiguo cerrado

Hay dos tipos básicos de bargueño: con la parte frontal abierta y los cajones a la vista, en cuyo caso recibe también el nombre de mueble “contador”; o bien con una tapa abatible, que una vez abierta puede hacer las funciones de escritorio. 

Este bargueño en cuestión es de sobremesa o viaje. Un tamaño mucho más reducido al habitual al estar orientado para su uso como joyero. No obstante, no han escatimado en ornamentos y cuenta con una taracea granadina, estilo mudéjar, y con una gran cantidad de detalles en hueso y marfil. 

Bargueño y sus cajones en detalle

Una vez que se abre, se observan los diferentes cajones y compartimentos en los que ofrece un amplio espacio para guardar las joyas más importantes de vuestra colección personal. Su precio de salida a subasta es de 1.100€ y estará disponible para pujar del 24 al 31 de enero, los días en que se desarrolla la Subasta Extraordinaria de Invierno de todocoleccion. 

Si te interesan los bargueños, contamos con una sección propia en Antigüedades destinada a estos muebles antiguos. En nuestro catálogo hay más de 200 bargueños, de diferentes épocas y estilos, que nos regalan un pedacito de nuestra historia en forma de mueble. 

Comparte esta publicación si te ha gustado