16 de jul, 2019 por Ignacio del Valle

¿Te suenan estas canciones de verano?

Las canciones del verano suenan a calor, playa y chiringuito. Son esos temazos que repetimos hasta la saciedad y que más adelante nos traen buenos recuerdos de bailes y orquestas de verbenas. ¿Te suenan estas?


Niños corriendo por la plaza del pueblo, engalanada con las banderas del mundo y luces de verbena. Al fondo una orquesta con solista de lamé afina un repertorio. Tal vez no recuerdes a la pareja que pretendías entonces... Estas canciones del verano te ayudarán a recordar. 

Letra pegadiza y bailongo

Buscando un patrón común en los éxitos de pista de baile y casino, encontramos el compás alegre, la letra pegadiza, la sensualidad del cantante famoso y el machaque chunda chunda. Añade una coreografía como la de “Los Pajaritos” de Mª Jesús y su acordeón de Benidorm. Del trágico “Adiós a España” de Antonio Molina en 1954 al “Tómbola” de Marisol en 1964 o la “Chica Ye ye” de Conchita Velasco en 1965, hay un salto cuántico de ganas de vivir y desparramar durante las vacaciones morenas.

 

Chica Ye ye de Conchita Velasco

 

Del SEAT 600 al 127 

En el hervidero de los años 60 de Guerra Fría, las penas con cerveza entraban mejor. “Black is Black” de Los Bravos en 1966. “Mi limón, mi limonero” de Henry Stephen en el fatídico 1968. Los Payos en 1969 narran el milagro de una playa desierta ”Coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa, calienta el sol. Chi ri bi ri bi po po pom pom”… En la radio del Seat 600 sonaba "¡Help, ayúdame!" de Tony Ronald en 1971. "Vacaciones de verano" de Fórmula V en 1972 y el "¡Viva España!" de Manolo Escobar en 1974.

 

Vacaciones de Verano - Fórmula V

 

"Eva María se fue" en 1973, dejó cantando y siendo feliz con su guitarra a Peret en 1974. Es en 1975 cuando irrumpe el francés españolizado Georgie Dann que como nadie pilló el tranquillo a los dobles sentidos calentorros iniciados con “el Bimbó”.

Con los nuevos aires que anuncian democracia se suceden éxitos veraniegos de inspiración quinqui: "¿Qué pasa contigo tío?" de Los Golfos, y los berridos premonitorios del agropop con “La Ramona” de Fernando Esteso, todo un compendio de incorrección política a los oídos de todos los tiempos. Ya en 1978 los argentinos de Tequila nos invitaron a bailar un rocanrol en la plaza del pueblo. 

 

La Ramona - Fernando Esteso

 

La transición de los ritmos

Raffaella Carrá y su "¡Fiesta que fantástica, fantástica…!"Umberto Tozzi poniendo morritos a “Gloria”. Y Raffaella Carrá contorsionandose y prescribiendo de nuevo que “Para hacer bien el amor hay que venir al sur”

Entramos en los años 80 donde Javier Gurruchaga con la Orquesta Mondragón nos hace corear lo de “Hola mi amor, yo soy tu lobo” de Caperucita feroz y el “Viaje con nosotros si quiere gozar. Viaje con nosotros a mil y un lugar y disfrute, de todo al pasar. Y disfrute, de las hermosas historias, que les vamos a contar".

 

Georgie Dann - El dinosaurio para el fin del mundo

 

Salvo Raffaella Carrá “Caliente, caliente” y Georgie Dann con “Africano”, los ritmos de “la movida” se cuelan en las fiestas de vírgenes de agosto como el perro de San Roque por su casa. Alaska y los Pegamoides “Bailando” en 1982, “Escuela de calor” de Radio Futura en 1984. "Devuélveme a mi chica" de los Hombres G en 1985. "Hawaii-Bombay" ventilado por Mecano.

A partir del videoclip aparecen en escena los teatrillos escenificados para la viralización del tema musical. Y cómo nó, los caderazos latinos. Gloria Estefan con la Miami Sound Machine revitaliza la Conga en 1984. "¿A quién le importa?" replicaría de nuevo Alaska y Dinarama en 1986. "Bamboleo" de los Gipsy Kings en el 87, “La Bamba” de Los Lobos en 1987 y “Devórame otra vez” de Lalo Rodríguez en 1987. Georgie Dann sigue con su cuerpo de baile enseñando proteína en “El Chiringuito” de 1988. The Refrescos replican en 1989 que "Aquí no hay playa”, pero “Lambada" sí, en 1989. Llegamos con chubascos de café con Juan Luis Guerra a 1990.

 

Gipsy Kings - Bamboléo

 

La calle del infierno

Por muchos intereses que tengan los sellos discográficos en promocionar a artistas y canciones concretas, la prueba definitiva para convertirse en canción del verano es el ranking en la atracciones de la feria: los pulpos, coches de choque, tómbolas y norias que ponen adrenalina a la vacación generosa y que no falte de ná. Si suena en la feria de las fiestas de tu localidad es candidata a canción del verano. Revive las canciones y aquellos momentos con  personas tan queridas en todocoleccion, donde viven tus mejores recuerdos.

Comparte esta publicación si te ha gustado