Chapas esmaltadas Navajas Herder

12 de sep, 2018 por Ignacio del Valle

Chapas esmaltadas, recuerdos brillantes

Los carteles de chapa esmaltada son grandes éxitos coleccionables. Herederas de las litografías del siglo XIX e hijas de la revolución industrial, hacemos un recorrido por las chapas esmaltadas.


En auge hasta la década de 1950, las chapas publicitarias esmaltadas derrochan imaginación y colorido resplandeciente. Elementos imprescindibles para crear una buena imagen de marca atrayendo con su magnetismo al espectador.

Manejadas como reclamos publicitarios, las chapas esmaltadas exhiben mensajes comerciales cargados de alto valor artístico e impecable sencillez. Razón por la que desde siempre han sido venerados objetos de colección.

 

Chapa esmaltada máquinas de coser Singer

 

Destellos de otros tiempos

Antes de los neones y conviviendo con los rótulos luminosos, las chapas esmaltadas publicitarias ayudaron a popularizar adelantos y nuevas soluciones para hacer la vida cotidiana más confortable. Así conocieron nuestros antepasados las ceras para suelos, las máquinas de coser, el betún para el calzado, las sodas, los concesionarios de neumáticos...

Chapa esmaltada La Equitativa

Un elaborado ejercicio de persuasión válido para atraer clientela a los almacenes, las consultas profesionales y los negocios más diversos. Marcas de ropa, talleres, herramientas, conservas y toda la mercadería presta a vender en una sociedad emocionada con la novedad.

Agencias de seguros, vinos, vermús, licores, marcas de café… los grandes del cartelismo, en muchos casos artistas anónimos, aplicaron su talento gráfico alimentando ilusiones románticas, futuristas y realistas que han quedado grabadas en la memoria del espectador.

 

Chapa esmaltada de Vermouth Martini

Calidad coleccionable

El poder de la simplificación del mensaje. Enfocadas en una idea fuerza, las chapas esmaltadas pregonaban desde las carreteras y las fachadas. La clave residía en la técnica del esmalte, barniz vidriado que tras su paso por el horno se adhiere al metal que lo soporta. De esta fusión, tras el tratamiento térmico en tiempo cronometrado, los colores, como en las cerámicas, adquirían un brillo muy atractivo e hipnótico.

Las chapas esmaltadas publicitarias eran caras, tenían categoría de rótulo de lujo. Aun así, su durabilidad y resistencia a las inclemencias del tiempo, su fácil limpieza y mantenimiento han conservado su reconocido prestigio intacto hasta nuestros días. Gracias a su excelente calidad podemos coleccionar antigüedades impecables.

 

Chapa esmaltada de cera Álex


En todocoleccion puedes disfrutar de más de 11.000 chapas esmaltadas, nacionales y de importación. Además de iconos publicitarios hay multitud de carteles con nombres de calles, señales de tráfico, avisos y todo aquel mensaje digno de resaltar con brillo. 

Comparte esta publicación si te ha gustado