9 de oct, 2019 por Ignacio del Valle

Máquinas de coser para coleccionar

El Día Mundial de la Costurera se celebra cada 14 de octubre. Aprovechamos para reivindicar las máquinas de coser antiguas, pues nos dieron la libertad en el vestir.


El Día Mundial de la Costurera, celebrado en muchos países el 14 de octubre, es un motivo para agradecer el trabajo arduo de todas las mujeres del sector textil, sin dejar de tener en cuenta a las numerosas costureras particulares. Las máquinas de coser son la tecnología aguja del siglo XXI. Acércate al coleccionismo que hila más fino.

Libertad de vestir: máquinas de coser SINGER

En los albores del siglo XIX, tiempos de todo artesanal y escasa oferta en moda, las habilidades costureras eran muy demandadas. Las camisas, las chaquetas o las faldas se cosían a mano.

 

Máquina de coser Singer

 

Coser a máquina ronda en la cabeza de los ilustrados desde 1775 y es en 1826 cuando Henry Lye de Filadelfia patenta su artilugio de coser. La aguja de doble punta movida a rueda de Barthelemy Thimonnier es el inicio de esta tecnología profesional y doméstica. Es Isaac Merrit Singer, otro estadounidense bostoniano, quien en 1851 revoluciona el mercado. A partir de entonces las máquinas de coser se convierten en tecnología aguja y piezas fundamentales de las casas, talleres de costura y sastrerías. A la revolución de los telares se suma la libertad de evolucionar la moda. 

Esculturas en movimiento

 

Máquina de coser antigua

 

Las primeras máquinas de coser destacan por sus detalles en la fundición de la maquinaria. Un diseño pensado para atravesar los tejidos y las tendencias de moda. Incrustaciones de nácar, finas formas, poco a poco las máquinas de coser ocupan un espacio central en los salones y galerías de las casas de clase media. Alrededor de las máquinas domésticas surgen equipamientos complementarios. Máquinas “ojaladoras” que bordan en menos de un minuto, lo que de forma manual ocupa una hora de dedal. También máquinas de “pegar” botones, otro de los grandes coleccionables. El vértigo por la moda, el acceso de las personas a patrones y el estilo de París protagonizaron una globalización silenciosa que llega hasta hoy.  

 

Máquina de coser Helvetia

 

De la Alfa a la Singer y Omega

Marcas legendarias de máquinas de escribir antiguas. Todavía da un pellizco ver la evolución de las nuevas máquinas de coser eléctricas y su variedad de puntadas, hilvanes, pespuntes, remallados... Todo comenzó a pedales. Con máquinas de coser portátiles y de viaje o cobijadas bajo armarios de madera que vuelven a la vida en todocoleccion.

 

Máquina de coser de viaje

 

En España contamos con recopilaciones particulares de más de 1.000 máquinas de coser en perfecto estado de conservación con su mantenimiento, aceitado y reparación. Como todo lo que se olvida vuelve, en la nueva onda de economía circular, se rescatan máquinas de coser que funcionan a tracción pedal, con cero consumo eléctrico. Frente a la moda estandarizada e impersonal, regresa lo delicado, dedicado y artesanal. La libertad de vestir y diseñar.

Encuentra la máquina de coser que necesitas en todocoleccion y haz que la celebración del Día Mundial de la Costurera no se quede en un solo día. 

Comparte esta publicación si te ha gustado